Cómo disimular los rayones de la Chapa del Coche

De qué manera podemos disimular los pequeños rayones del coche

Recomendamos un poco de paciencia y algo de habilidad..

En la mayoría de los casos el daño es muy pequeño pero para nosotros como propietarios el disgusto es enorme. Suele pasar muchas veces que durante un viaje o una salida, una pequeña piedra despedida por un camión o un coche impacta contra la chapa de nuestro coche. Lo más normal es decir unas cuantas palabras mal sonantes en voz baja o incluso en alta, aún sabiendo que eso no solucionará el problema.

Taller Mecánico Bilbao

Talleres Mecánicos San Miguel – Chapa y Pintura ( Derio )

De cara a solucionar ese rayón provocado por la piedrita en cuestión, existen muchas formas de hacer desaparecer de inmediato el defecto. Para ello necesitaremos mucha atención, intención, un poco de habilidad y en algunas ocasiones un pequeño rotulador.

A nivel general y no entrando mucho en detalles diremos que la parte exterior de nuestro coche se compone de una capa de barniz y otra de pintura. En el caso de que el rayón sólo afecte al barniz, con un reparador de arañazos será suficiente. Si el daño es mayor y afecta también a la pintura habrá que remangarse la camisa porque tendremos que dedicarle más esfuerzo para poder reparar el defecto.

Para saber si la base del color bajo el barniz está intacta echaremos un poco de alcohol sobre un paño y lo pasaremos sobre el rayón, si el rasguño se hace transparente y el color también estamos de suerte, la base del color del barniz está intacta. En este caso con algo de barniz podremos reparar.

Cuando los rasguños tienen menos profundidad nos merecerá la pena repararlos con abrillantadores y algún pulidor, poco a poco con ellos el barniz se recuperará.
Algo muy importante antes de usar estos productos es leer con detenimiento y atención las instrucciones de uso y las recomendaciones del fabricante, ya que si no lo hacemos así tendremos el riesgo de hacer una mala utilización de ellos y el daño podría ser peor.
También, de cara a conseguir un óptimo resultado tendremos que tener un agudo sentido de la medida en lo que se refiere al esfuerzo e intensidad de cara a conseguir un pulido perfecto. No nos tendremos que pasar puliendo o actuando con el abrillantador porque podremos arruinar el barniz y no recuperará. Además es apropiado que la superficie a pulir sea más amplia que el daño, de esta manera evitaremos que el sitio o daño dónde hemos actuado destaque demasiado sobre el resto del brillo del vehículo.
En el caso de que el rasguño alcance la chapa habrá que reparar la pintura. Para reparar esa pintura tendremos que contar con un rotulador de la pintura exacta, éste lo podremos conseguir en nuestros talleres de chapa y pintura en Derio.
Es muy interesante antes de usar el rotulador, observar con detenimiento la superficie a pintar. Tendremos que eliminar con cuidado primero los pequeños puntos de óxido para luego limpiar la zona con alcohol y un bastón de algodón para desengrasarla.
Algo que suele suceder con normalidad en estos casos es que el aplicador del rotulador suele ser más grueso que la superficie del rayón a reparar, en estos casos recomendamos usar un pincel de tamaño 0 o 1 y con él aplicar la pintura en la zona del rayón.
Finalmente y después de pasar con el pincel y su pintura por el desperfecto o rayón se pasará un trapo seco, se pulirá un poco y ya está. Si no hemos cometido ningún error, el arañazo no deberá notarse. Ya no estamos enfadados y además la chapa de nuestro coche está perfecta.

Un saludo a todos!

COMENTAR

Su comentario será publicado en 24 horas.

© Copyright 2015 Talleres San Miguel diseño porEl Gato Amarillo